Sabana Norte, 300 m. noreste del ICE
(+506) 2220-2200

ODS N°14: Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible

Costa Rica (Fuente: Programa Estado de la Nación 2018, Secretaría Técnica ODS-MIDEPLAN 2016)

  • Costa Rica concentra el 3,5% de las especies marinas registradas en el mundo. En 2017, como resultado del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre un conflicto de límites con Nicaragua, la superficie marina nacional ganó un 2,6% de territorio.
  • En este mismo año, se crearon dos nuevas áreas marinas de manejo; siete humedales de importancia internacional generan 3.215 millones de dólares anuales en servicios ecosistémicos.
  • Solo un 2,7% de la superficie marina se encuentra bajo algún esquema de protección, proporción lejana al objetivo de conservar un 10% de estas zonas que figura en las Metas Aichi para el 2020.
  • La sobreexplotación y el mal manejo ponen en riesgo los recursos marinos, según la Lista Roja de la UICN, al menos treinta especies que se pescan en el país se encuentran en peligro de extinción o bajo amenaza.
  • El uso de rastras y trasmallos, son formas de pesca altamente utilizadas con características no permitidas, además no cuentan con el dispositivo excluidor de tortugas. La captura de otras especies y organismos de fondo afecta el lecho del mar y a las poblaciones de valor comercial, lo cual también perjudica los ingresos y las opciones laborales de los pescadores artesanales de pequeña y mediana escala.
  • Se registra un aumento en la pesca de poblaciones juveniles desde hace casi dos décadas, entre 2006 y 2014 la proporción de corvinas picudas capturadas en esta etapa de vida pasó de 43% a 84%.
  • La tercera preocupación es el deficiente manejo de especies, por ejemplo, los tiburones son clave para la conservación de los ecosistemas marinos. Pese a ello, su presencia en el territorio nacional viene en marcado descenso en torno al aleteo de tiburón, una práctica que el artículo 139 de la Ley de Pesca y Acuicultura (N° 8436) tipifica como delito.
  • Informes de la Contraloría General de la República ha señalado que Incopesca no solo desconoce la magnitud de la biomasa marina explotable, lo que hace que el otorgamiento de nuevas licencias de pesca se realice sobre bases inciertas.
  • Se han creado órganos de carácter nacional como la Comisión Interdisciplinaria de la Zona Económica Exclusiva (2008) y regional como las Áreas Marinas de Uso Múltiple −AMUM− (1995) y se han emitido directrices generales para el aprovechamiento del mar y sus recursos. Sin embargo, la mayoría de las disposiciones no se ha implementado, y en algunos casos las instancias ya no están funcionando.
  • Entre los principales retos que debe enfrentar el país se encuentra la aprobación de la normativa legal pendiente, en ámbitos como la navegación acuática y transporte marítimo; así como establecer mecanismos de mitigación y recuperación más efectivos, que contribuyan a la conservación y uso razonable de los ecosistemas marinos-costeros.

Datos de interés a nivel mundial (Fuente: Naciones Unidas)

Los océanos del mundo —su temperatura, química, corrientes y vida— mueven sistemas que hacen que la Tierra sea habitable para la humanidad. Nuestras precipitaciones, el agua potable, el clima, el tiempo, las costas, gran parte de nuestros alimentos e incluso el oxígeno del aire que respiramos provienen, en última instancia del mar y son regulados por este. Históricamente, los océanos y los mares han sido cauces vitales del comercio y el transporte.

La gestión prudente de este recurso esencial es una característica clave del futuro sostenible. Sin embargo, en la actualidad, existe un continuo deterioro de las aguas costeras, debido a la contaminación y la acidificación de los océanos, que está teniendo un efecto adverso sobre el funcionamiento de los ecosistemas y la biodiversidad, y que también está afectando negativamente a la pesca de pequeña escala.

Las áreas marinas protegidas deben ser administradas de manera efectiva, contar con recursos suficientes y regulaciones que ayuden a reducir la sobrepesca, la contaminación marina y la acidificación de los océanos.

  • Los océanos cubren las tres cuartas partes de la superficie de la Tierra, contienen el 97 por ciento del agua del planeta y representan el 99 por ciento de la superficie habitable del planeta en volumen.
  • Más de tres mil millones de personas dependen de la biodiversidad marina y costera para su sustento.
  • A nivel mundial, el valor de mercado de los recursos marinos y costeros, y su industria se estima en $ 3 billones por año o alrededor del 5 por ciento del PIB mundial.
  • Los océanos contienen casi 200,000 especies identificadas, pero las cifras reales pueden ser de millones.
  • Los océanos absorben alrededor del 30 por ciento del dióxido de carbono producido por los humanos, amortiguando los impactos del calentamiento global.
  • Los océanos sirven como la mayor fuente de proteínas del mundo. Más de 3.000 millones de personas dependen de los océanos como fuente principal de proteínas.
  • La pesca marina emplea directa o indirectamente más de 200 millones de personas.
  • Los subsidios a la pesca están contribuyendo al rápido agotamiento de muchas especies y están impidiendo los esfuerzos para salvar y restaurar la pesca mundial y los empleos asociados a esta, causando que la pesca oceánica genere US $ 50 mil millones menos por año de lo que podrían.
  • Los espacios de mar abierto muestran que los niveles actuales de acidez han aumentado en un 26 por ciento desde el comienzo de la Revolución Industrial.
  • Las aguas costeras se están deteriorando debido a la contaminación y la eutrofización. Sin esfuerzos coordinados, se espera que la eutrofización costera aumente en 20 por ciento de los grandes ecosistemas marinos para el año 2050.

Ver más información en los siguientes enlaces:

Boletines

Contacto de Prensa