Sabana Norte, 300 m. noreste del ICE
(+506) 2220-2200

AmCham presenta un plan para “reabrir” Costa Rica

San José, 22 de abril del 2020. La Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (AmCham) es la cámara multisectorial más grande del país con 370 empresas de 90 sectores de la economía y más de 150,000 colaboradores.  Las empresas AmCham tienen en sus manos el 50% de la Inversión Extranjera Directa del país y más del 40% del comercio exterior.  Es por esto que sentimos la responsabilidad de plantearle al Gobierno un plan para “reabrir” Costa Rica, al mismo tiempo que continuamos de manera inteligente conteniendo la propagación del Covid-19.

“Las medidas estrictas tomadas por el Gobierno, y lideradas por el Ministerio de Salud y la CCSS, han sido muy efectivas y el sector privado las aplaude.  La etapa de mitigación está siendo completada de manera impecable, ahora es el momento de balancear el impacto social en hambre, pobreza y desempleo con un plan para ‘reabrir’ ordenada y estratégicamente al país.  ¿Cómo? Con ‘testing proactivo unido a un sistema de información que permita la rápida detección y aislamiento de casos positivos. Hasta que no se tenga una vacuna tendremos que tener el balance perfecto entre mantener la tasa de contagio cercana a cero y al mismo tiempo ‘reabrir’ Costa Rica”, comentó la presidente de AmCham, Gisela Sánchez.

De acuerdo con AmCham esto se logra:

1) Aumentando significativamente el “testing” proactivo.

2) Contando con un sistema de información robusto.

3) Flexibilizando las restricciones a los negocios.

4) Manteniendo el distanciamiento social y las medidas de protección personal.

Solo un balance perfecto entre reactivación comercial y protección personal nos permitirán salir adelante victoriosos de esta coyuntura.

En concreto el plan de AMCHAM incluye tres grandes ejes de acción:

  • “Testing proactivo” masivo y descentralizado: El sector privado ha donado equipo y miles de kits para que se realice más testing de manera descentralizada en el país.  Adicionalmente, se debe iniciar con el “testing” inmunológico masivo.
  • No más impuestos, ni solidarios ni de ningún otro tipo: El Gobierno debe entender que ese camino es errado. Costa Rica debe inspirarse en las mejores prácticas de los países que están manejando esta coyuntura de la mejor manera, más bien crear incentivos y medidas de reactivación económica en conjunto con apoyo a las empresas para que no dejen ir a sus colaboradores, y por el contrario reactiven los contratos con sus trabajadores que están suspendidos.
  • Reforma del Estado y Empleo Público: El sector privado y los ciudadanos hemos tenido todo el impacto del Covid-19 a la fecha: pérdidas de empleos, reducciones de jornadas y las correspondientes reducciones de salario, pobreza, etc. Es el momento que el Gobierno sea justo y cumpla con su promesa de reformar el empleo público, así como poner en práctica una reforma que fusione instituciones, que ponga a la venta aquellas que no debe tener y cierren las que no están agregando valor a la sociedad.
  • Plan de reactivación económica: El plan debe incluir reapertura de comercios que están completamente cerrados a una capacidad del 50%, aumento de horarios de tránsito hasta las 9 p.m. y operación de negocios no esenciales los fines de semana a un aforo del 50%. Esta reapertura vendrá de la mano con el compromiso de las empresas de acompañar al Gobierno en la realización de pruebas a sus colaboradores (de ser necesario), de acuerdo con un protocolo multisectorial preparado por AmCham en alianza con PROMED y UCCAEP que será presentado al Gobierno en los próximos días.

 

Adicionalmente, AmCham propone al Gobierno crear una comisión fiscal para la reactivación económica, enfocada en buscar recursos que nos permitan administrar la deuda, subsidiar sectores afectados con préstamos (a tasas y plazos convenientes) y brindar incentivos fiscales a las empresas que contraten colaboradores o reactiven sus contratos de trabajo.  Finalmente, es clave priorizar la aprobación del proyecto de flexibilización de jornadas laborales permitiendo una más rápida reinserción de empleados a la economía.