Sabana Norte, 300 m. noreste del ICE
(+506) 2220-2200

Análisis sobre la Ampliación de la Ruta 27

El Comité de Infraestructura analiza la situación actual de la Ampliación de la Ruta 27 y la expone en un texto desarrollado por su Director, Claudio Donato.

Adjuntamos el texto elaborado por Claudio Donato, sobre la Ampliación de la Ruta 27:

Identificada la Ruta 27 como una de las vías prioritarias de intervención en el marco de los proyectos bajo vigilancia del Comité de Infraestructura, se está trabajando con el fin de impulsar su ampliación. En el Contrato de Concesión de esta carretera se estipuló que una vez alcanzados ciertos niveles de saturación en la vía, debía procederse con la ampliación en los términos establecidos a nivel contractual. Es por esto que, desde el año 2014, habiéndose superado años antes los niveles de saturación establecidos a nivel contractual de ciertos tramos de esta carretera, la Concesionaria presentó al Consejo Nacional de Concesiones (CNC) su proyecto de ampliación.

El Comité solicitó al CNC una serie de información en torno al proyecto que permitiera identificar los avances o posibles retrasos que existen en el proyecto de ampliación. Para esto se solicitó remitir: contrato principal y sus adendas, estudios, informe de labores, propuesta de la concesionaria y pasos a seguir. Dicha solicitud fue respondida  por el Secretario Técnico del CNC  a AMCHAM y del análisis de la respuesta, efectuado por el Comité de Infraestructura, se logró concluir que existía un vacío en la información remitida ya que no se habían aportado todos los documentos relevantes y, que mucha de la gestión desarrollada y detallada en el informe de trazabilidad, no contenía fechas ciertas que permitieran comprender en donde han radicado los atrasos en la gestión de la ampliación de la carretera San José – Caldera.

En adición a este tema, nos hemos dado a la tarea de revisar el contrato de supervisión de esta concesión entre el CNC y el Consorcio GETINSA – GABINETE. De la lectura de este contrato, en lo que interesa, se destaca que la supervisora tiene la responsabilidad de realizar el control y seguimiento al cumplimiento del contrato, incluyendo “aspectos relacionados con la supervisión de la construcción de nuevas obras, ampliaciones y modificaciones”, para ello debe “efectuar funciones técnicas relacionadas con la revisión de diseños y ejecución de las obras adicionales o complementarias que se presenten durante la ejecución del contrato de concesión y recomendar lo que proceda a la Gerencia del Proyecto”.

Como se indicó, el contrato de la Concesión de la Carretera San José – Caldera tiene como obligación de las partes (entiéndase tanto de la Concesionaria como del Consejo Nacional de Concesiones) ampliar la carretera cuando esta haya alcanzado los niveles de saturación que indica el contrato. Estos niveles de saturación se alcanzaron hace muchos años, sin que a la fecha se tengan avances reales con respecto a lo que obliga el contrato.

Sobre este tema se ha discutido y argumentado que el CNC no tiene la capacidad de gestión administrativa para valorar y ejecutar las propuestas de ampliación hechas por el Concesionario y por ello ha tenido que solicitar ayuda de otras partes.  No obstante, llama la atención que, teniendo un contrato de supervisión como el antes citado, esta tarea no haya sido ejecutada ya por el Consorcio responsable de la supervisión de esta Concesión.

También llama la atención que no existan lineamientos ni decisiones del CNC que indiquen la forma en que debe realizarse la solución a la congestión vial de esta carretera. En este sentido y por ejemplo, se echa de menos que en este momento no existan definiciones ni instrucciones al Concesionario sobre si las obras de ampliación se harán de forma parcial o escalonada o si se esperará a tener el proyecto de ampliación total, con su correspondiente factibilidad técnica, financiera, legal y ambiental, para tomar una decisión, cuando es obvio que los principales problemas de congestión se encuentran agudizados en determinados tramos de esta carretera, en los que la solución es técnicamente menos compleja que en otros tramos donde existe actualmente menos congestión vial, y en dónde podrían ahorrarse la mayor parte de los altísimos costos económicos que hoy día ocasiona esta congestión, en caso de dárseles solución a estos tramos.

Las soluciones a estas interrogantes y sin sentidos, será uno de los objetivos en los que continuará trabajando y exigiendo el Comité de Infraestructura y la Junta Directiva de AMCHAM.