Sabana Norte, 300 m. noreste del ICE
(+506) 2220-2200

Colaboradores expuestos a situaciones de alto riesgo y el rol del o la líder

 

San José, 23 de agosto, 2021. El trabajo, las obligaciones, las actividades, el tráfico, los distintos problemas personales y familiares, entre otras cosas, se suman al estrés cotidiano que, junto a la entrada de la pandemia y el consiguiente cambio en las dinámicas personales y laborales; ocasionaran una explosión de todas las presiones, causando recargos y graves desequilibrios emocionales.

Es por eso que en el Foro de Talento Humano & Legislación Laboral abordamos el tema de las situaciones de alto riesgo y cómo los y las líderes deben afrontarlo junto con sus equipos.

A gran cantidad de presiones, distractores o factores estresantes están expuestos cotidianamente los colaboradores y líderes, entre ellos:

  • Gran ambigüedad e incertidumbre.
  • Excesiva información sobre la pandemia en medios y redes sociales.
  • Distanciamiento físico y aislamiento social.
  • Riesgo de infección.
  • Empeoramiento a largo plazo de enfermedades crónicas.
  • Tener seres querido enfermos con Covid-19 y / o seres queridos perdidos a causa de este.
  • Cambio en las relaciones laborales, estructura y procesos.
  • Cambios en las responsabilidades del hogar que aumentan el estrés y / o dificultan el trabajo.
  • Preocupaciones financieras y de seguridad laboral.
  • Problemas de privacidad y confidencialidad relacionados con los nuevos esfuerzos de monitoreo del lugar de trabajo.

Estos factores también ha promovido que en las distintas compañías se realicen muchos esfuerzos en materia de salud mental.

¿Cómo podemos entender la salud mental?

La salud mental es un estado de bienestar, en el que se reconocen las habilidades propias que nos permiten afrontar los estresores de manera adecuada. Al resolver los conflictos con los estresores se tiene la oportunidad de trabajar más productivamente, contribuyendo a la comunidad, y a todos los espacios en los que se desarrolla el ser humano.

Si la salud mental no es tratada con la seriedad del caso por las y los empleadores, habrá un impacto inminente en la organización que puede representarse como una bola de nieve que puede arrastrar a otros, ya sea, por problemas de desempeño, tensión y conflicto entre colegas, ausentismo de corto y largo plazo, entre otros.

¿Cómo puede saber la organización que esta frente a un problema?

  • La persona ha experimentado un cambio de vida repentino.
  • Si los y las líderes son conscientes de que alguien pudo haber tenido un intento de suicidio en el pasado, es importante entender que hay un mayor riesgo.
  • Cambios bruscos y alarmantes en la personalidad o comportamientos erráticos.
  • Aumento de preocupación de que un colaborador pueda estar abusando del alcohol o de sustancias combinado con otros estresores de la vida personal.
  • Conversaciones detalladas de empleados sobre hacerse daño a sí mismo o preocupación por la muerte.

Y ¿cuál es la mejor acción que deben realizar los líderes?

  1. Promover la salud mental positiva
  2. Prevenir daños psicológicos
  3. Intervención temprana
  4. Observar los comportamientos y estar alerta a las señales de peligro o posible riesgo
  5. Generar acercamiento con los colaboradores afectados
  6. Escuchar al colaborador o a sus compañeros de trabajo y evaluar alternativas de ayuda
  7. No quedarse solo. Acudir a su superior, el departamento de Recursos Humanos de la organización o a servicios médicos.