Sabana Norte, 300 m. noreste del ICE
(+506) 2220-2200

Design Thinking: Herramienta para resolver problemas de forma creativa

Design Thinking es una estrategia para resolver problemas de manera creativa. Esta técnica busca que las organizaciones se enfoquen en las personas para las que están creando, lo que lleva a una mejora en los productos, servicios y procesos internos.

El modelo se compone de cinco etapas:

  • Empatizar
  • Definir
  • Idear
  • Prototipar
  • Probar

Según la expositora del taller, María Elena Azofeifa, Gerente de Innovación y Aprendizaje de Ingeniería de la empresa HP INC, no es necesario que el proceso sea lineal; sin embargo, es importante hablar con el cliente desde el inicio y seguir todas las etapas mencionadas.

La primera etapa suele ser la de empatizar. En esta, se debe conocer al usuario y comprender sus objetivos, necesidades y deseos. Esto significa, observar y relacionarse con las personas para entenderlas a nivel psicológico y emocional. Es importante hacer la pregunta: ¿Por qué la persona necesita eso? A través de esta pregunta, se puede profundizar en sentimientos, historias y emociones de la persona.

Se debe definir qué es lo que la persona quiere a partir de lo aprendido en la etapa de empatizar. Comprender qué es lo que necesita la persona y por qué lo necesita. Para ello, puede plantearse algún aspecto que le llamara la atención de las respuestas recibidas, algo que parecía importante para la otra persona; y, por último, cuestionarse por qué será eso de importancia planteándose diferentes hipótesis.

Luego, se diseñan posibles soluciones a la necesidad de la persona. De acuerdo con Azofeifa, se deben “generar ideas innovadoras e imaginativas para convertir la idea en realidad. Una de las claves de esta etapa es no enamorarse del prototipo planeado, sino, pensar siempre en las necesidades del cliente y estar anuente a comentarios de mejora”. En caso de tener dudas para seleccionar entre las posibles ideas disponibles para hacer el prototipo, se somete a votación del equipo.

El diseño del prototipo es la etapa en la que se plantea la idea propuesta y se brinda solución a las necesidades de la persona. Para definir qué idea se quiere ejecutar, pueden usarse estrategias como Affinity Clustering (hacer subgrupos de ideas y a partir de ahí, elegir la idea para desarrollar el prototipo), Creative Matrix (herramienta que ayudará a generar nuevas ideas en las intersecciones de categorías discretas) o el método de las 3 E: eficiencia, eficacia y efectividad.

Al tener listo el prototipo, este debe someterse a prueba. Para ello, se le pide a la persona que opine sobre el prototipo y explique si es similar a lo que describió, es decir, se obtiene retroalimentación para afinar el prototipo realizado. A partir de ello, se efectúan los cambios y se realiza un prototipo más cercano a lo esperado por el cliente.

En el proceso de Design Thinking es importante colaborar con personas distintas, hacer crecer la confianza creativa y considerar que el proceso implica divergir en muchas opiniones (Divergent Thinking) para convergir siempre en una misma solución a la necesidad del cliente.

Boletines

Contacto de Prensa