Sabana Norte, 300 m. noreste del ICE
(+506) 2220-2200

Las alianzas público-privadas: hacia dónde van, guía y recomendaciones para las empresas

San José, 15 de setiembre del 2021. Conscientes de los retos económicos, sociales y ambientales que enfrenta el país, las Alianzas Público-Privadas para el Desarrollo (APPD) debidamente enmarcadas dentro de programas y estrategias de negocio cuyo norte y dirección es responsabilidad social, se contribuyen al desarrollo del país y a mejorar los niveles de competitividad.

Cada vez más, se pueden observar los esfuerzos del gobierno para involucrar a los diversos actores en procesos de política pública y participación activa de actores del sector privado. También se ha dado un avance en normativa y estructuras existentes para la promoción de APPD.

Es por esto que, en el Foro de Responsabilidad Social Empresarial y en conjunto con la organización Aliarse, conversamos sobre “Las alianzas público-privadas: hacia dónde van, guía y recomendaciones para las empresas”.

Para comprender dichas recomendaciones, debemos conocer inicialmente qué se entiende por una Alianza Público-Privada para el Desarrollo (APPD):
“Son relaciones entre organizaciones de diferentes sectores que combinan recursos y competencias y comparten riesgos para el logro de objetivos comunes.”

Entre los aportes que los diferentes sectores pueden brindar se encuentran:

 

Como parte de los desafíos que encontramos en la práctica para el desarrollo de las APPD podemos mencionar los siguientes:
• Ausencia de un abordaje sistémico de los problemas/necesidades que permita identificar iniciativas de interés nacional prioritarias.
• Poca claridad sobre contribución a metas nacionales prioritarias y ODS.
• Necesidad de fortalecer capacidades y conocimientos para el trabajo en alianza.
• Falta de recursos que pone en riesgo la sostenibilidad y escalabilidad de las APPD.
• Falta de transparencia en el acceso a la información.
• Dinámicas de poder que afectan los procesos de toma de decisión.
• Falta de estrategias de escalabilidad.
• Cambios de jerarcas en las instituciones públicas que algunos casos ponen en riesgo la ejecución de las alianzas.
• Poca visibilidad de resultados y aprendizajes.

 

Y para finalizar, algunas recomendaciones se pueden tomar para el reforzamiento de las APPD:
1. Contar con procedimientos y reglas claras: se necesita una mayor apropiación y reforzamiento del uso de los instrumentos existentes. Así como regular claramente lo relacionado con posibles incumplimientos y así disminuir conflictos de interés.
2. Liderazgo político comprometido: el compromiso de jerarcas de alto nivel capaces de impulsar una visión de largo plazo sobre las APPD y movilizar acciones.
3. Promover el diálogo: acercar a los diversos sectores en la búsqueda de consensos operativos.
4. Identificar proyectos prioritarios: estructurar una cartera de APPD de agenda territorial.
5. Contar con agentes facilitadores: rol de SCO, CI y academia como intermediarios con credibilidad.
6. Mapear actores e intereses: identificar líderes en el sector privado y en el sector público con el fin de generar vínculos que permitan fortalecer el ecosistema de actores comprometidos con las alianzas. Así como desarrollar estrategias de abordaje a actores que presentan resistencias.
7. Revisar capacidades: de nuestra organización con respecto a la sostenibilidad y la responsabilidad social para ayudar a moldear el enfoque y trabajo conjunto.
8. Recursos limitados: las empresas, al igual que el sector público, tienen recursos limitados. Cuanto más crítico sea un problema para las empresas (incluida la obtención directa de “ganancias” y cumplimiento de objetivos), más firmemente se involucrarán y llevarán recursos, más allá de únicamente aportar dinero.