Sabana Norte, 300 m. noreste del ICE
(+506) 2220-2200

ODS N°7: Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos

Costa Rica (Fuente: Programa Estado de la Nación 2018. Secretaría Técnica ODS-MIDEPLAN, 2016)

  • En el caso de Costa Rica, la generación eléctrica proviene de fuentes tomadas en su mayoría de recursos naturales renovables, que son transformados en electricidad mediante los diferentes tipos de centrales que operan en el país.
  • Sin embargo, en el 2017 la matriz energética siguió dependiendo de los hidrocarburos (72%), cuyo uso se incrementó un 25% entre 2008 y 2017.
  • En 2017 se generó el 99,7% de la electricidad con fuentes renovables y se registró el menor uso de plantas térmicas (0,3%) en doce años.
  • Dado a que las fuentes de Energía Renovables No Convencionales como la eólica o solar pueden sufrir grandes variaciones en periodos muy cortos de tiempo se debe realizar más investigación e innovación en el tema de ERNC, asegurando el abastecimiento eléctrico del país de manera permanente y con calidad; así como gestionar la competitividad de los precios de la electricidad.
  • Es importante contar con un marco regulatorio que permita la explotación de la geotermia de baja entalpía por parte de otros actores diferentes al Grupo ICE.
  • Dado a que los precios de la electricidad representan un desafío para el país se debe conocer con detalle los aspectos que están impactando en las tarifas, así como incorporar incentivos a la productividad para los operadores del sector energía.

Datos de interés a nivel mundial (Fuente: Naciones Unidas)

La energía es fundamental para casi todos los grandes desafíos y oportunidades a los que hace frente el mundo actualmente. Ya sea para el empleo, la seguridad, el cambio climático, la producción de alimentos o para aumentar los ingresos. El acceso universal a la energía es esencial.

Trabajar para alcanzar las metas de este objetivo es especialmente importante ya que afecta directamente en la consecución de otros objetivos de desarrollo sostenible. Es vital apoyar nuevas iniciativas económicas y laborales que aseguren el acceso universal a los servicios de energía modernos, mejoren el rendimiento energético y aumenten el uso de fuentes renovables para crear comunidades más sostenibles e inclusivas y para la resiliencia ante problemas ambientales como el cambio climático.

El acceso a tecnologías y combustibles menos contaminantes para cocinar aumentó al 57,4% en 2014, poco más que el 56,5% registrado en 2012. Más de 3000 millones de personas, la mayoría de Asia y África Subsahariana, todavía cocinan con combustibles muy contaminantes y tecnologías poco eficientes.

En la actualidad, más de 3000 millones de personas, el 50% de ellas de África Subsahariana, todavía cocinan con combustibles muy contaminantes y tecnologías poco eficientes. Afortunadamente, la situación ha mejorado en la última década: la proporción de la energía renovable ha aumentado respecto al consumo final de energía gracias al uso de fuentes de energía como la hidroeléctrica, la solar y la eólica, y la proporción de energía utilizada por unidad de PIB también está disminuyendo.

Sin embargo, el avance en todos los ámbitos de la energía sostenible no está a la altura de lo que se necesita para lograr su acceso universal y alcanzar las metas de este Objetivo. Se debe aumentar el uso de energía renovable en sectores como el de la calefacción y el transporte. Asimismo, son necesarias las inversiones públicas y privadas en energía; así como mayores niveles de financiación y políticas con compromisos más audaces, además de la buena disposición de los países para adoptar nuevas tecnologías en una escala mucho más amplia.

  • El 13% de la población mundial aún no tiene acceso a servicios modernos de electricidad.
  • 3000 millones de personas dependen de la madera, el carbón, el carbón vegetal o los desechos de origen animal para cocinar y calentar la comida.
  • La energía es el factor que contribuye principalmente al cambio climático y representa alrededor del 60% de todas las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.
  • La contaminación del aire en locales cerrados debido al uso de combustibles para la energía doméstica causó 4,3 millones de muertes en 2012, 6 de cada 10 de estas fueron mujeres y niñas.
  • En 2015, el 17,5% del consumo final de energía fue de energías renovables.

Ver más información en los siguientes enlaces:

Boletines

Contacto de Prensa