Sabana Norte, 300 m. noreste del ICE
(+506) 2220-2200

Objetivos de Desarrollo Sostenible: retos a 9 años de la meta

San José, 25 de octubre 2021. En 2015, la Organización de las Naciones Unidas aprobó la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible, una oportunidad para que los países emprendan un nuevo camino para para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad. Se compone de 17 objetivos, 169 metas y 243 indicadores.

¿Cuáles son los principales enfoques de los ODS?

La pandemia por Covid-19 ha conllevado a una crisis sanitaria, económica y social sin precedentes que amenaza vidas y medios de subsistencia alrededor del mundo, razón por la cual la ONU, Pacto Global y muchos otros organismos internacionales consideran que se dificulta aún más la consecución de los Objetivos a 9 años de la meta prevista.

¿Qué retos y obligaciones tienen los países y las organizaciones para alcanzar esta agenda y contribuir con el progreso mundial? En el Foro de Responsabilidad Social Empresarial, recordamos los logros, las metas y las tareas pendientes en las que, Gobiernos, sector privado y sociedad en general, debemos trabajar día a día de cara a los próximos 9 años.

El trabajo en conjunto generado por un gobierno abierto a promulgar los ODS en todas las áreas no solo impulsaría a las empresas a hacer un cambio, si no que se llevaría a todos los públicos y todos los sectores de la población, que con diferentes campañas e información renovarían desde las estructuras más básicas la forma de promover el desarrollo del país.

Muchas sociedades han logrado integrar este modelo, y los cambios logrados se ven reflejados. El informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de 2020 destaca los progresos que se han logrado en el mundo en materia de:

Y aunque lo anterior demuestra que en conjunto diversos grupos sociales pueden hacer la diferencia, es importante recalcar las áreas de mejora de las desigualdades que aún predominan a nivel ambiental, alimentario, reducción de la pobreza, entre otros. Para los países y los próximos gobiernos, resolverlos debe ser una urgencia en sus agendas y planes.

Entre los puntos más importantes que se han dejado de lado en la carrera contra el reloj se encuentran:

  • Cambio climático: continúa produciéndose a una velocidad mucho mayor de lo previsto. La temperatura de la Tierra sigue en aumento, el año 2019 fue el segundo año más cálido del que se tenga constancia. Los patrones insostenibles de consumo y producción aceleran el calentamiento global con los gases de efecto invernadero y la contaminación.
  • Pobreza extrema: se estima que aproximadamente 71 millones de personas en el mundo volverán a caer en la extrema pobreza en 2020, lo que supondría el primer aumento de la pobreza mundial desde 1998.
  • Desempleo y subempleo derivados de la crisis por Covid-19: implican que aproximadamente 1.600 millones de trabajadores en el mundo puedan verse considerablemente afectados, con un descenso estimado de sus ingresos del 60%.
  • Barrios marginales: más de 1.000 millones de residentes de barrios marginales en el mundo están en grave situación de riesgo a causa de los efectos del Covid-19.
  • Mujeres y niños: se encuentran entre las personas más afectadas por las consecuencias de la pandemia. En muchos países se han disparado las denuncias de violencia doméstica contra mujeres y niños.
  • Cierres de escuelas: los cierres de las escuelas han afectado al 90% de los estudiantes de todo el mundo y han provocado que más de 370 millones de niños se salten comidas escolares de las que dependen. También resalta la brecha digital, carencia de computadoras e internet como parte del aprendizaje remoto que ocasiona que la educación quede fuera del alcance de muchos.
  • Trabajo, matrimonio y tráfico infantil: a medida que más familias caen en la extrema pobreza, los niños de las comunidades pobres y desfavorecidas corren un riesgo mucho mayor de verse involucrados en el trabajo, matrimonio y el tráfico infantil.

¿Qué hacer como organizaciones?

Desde todos los espacios se pueden realizar cambios para progresar en el alcance de los ODS. Según un estudio realizado por PWC, el 90% de los ciudadanos considera que es importante que las empresas estén alineadas con los ODS. Los retornos para la empresa son diversos al incluir el posible avance en la eficiencia operacional, reducción de costos, atracción y retención de talento, interés y fidelización de los clientes, entre otros.

Las empresas pueden implementar iniciativas vinculadas a las operaciones de la organización para reducir y eliminar los impactos negativos y potenciar aquellos que sean positivos para los grupos de interés. También han de definir en su estrategia de RSE o Sostenibilidad sus compromisos con los ODS, para ello debe conocer las 169 metas e identificar cuáles se ven influenciadas por su actividad, para luego fijar y priorizar objetivos e indicadores específicos con los que medir sus avances.

Algunas recomendaciones que pueden tomar las organizaciones para aportar a este proceso son:

  1. Informar y comunicar
  2. Alianzas en un mismo sector procurando un cambio
  3. Mejorar los indicadores para dar en el clavo
  4. Innovación para la transformación
  5. Trabajar en su cadena de valor

Visite la web de Pacto Mundial para conocer aportes específicos que pueden realizar las empresas a cada ODS #1, #2, #3, #4, #5, #6, #7, #8, #9, #10, #11, #12, #13, #14, #15, #16 y #17.