Sabana Norte, 300 m. noreste del ICE
(+506) 2220-2200

Un regreso a la oficina centrado en la seguridad y la salud de los colaboradores

Por Enrique Aguirre

Director General de 3M para Centroamérica y el Caribe.

 

San José, 16 de setiembre del 2020. A nivel global nos enfrentamos a un proceso de adaptación que incluye los retos que ha dejado a su paso la pandemia de COVID-19. Del confinamiento establecido por los gobiernos a la reanudación de actividades en oficinas y espacios públicos.

Ante este panorama, no debemos de olvidar que el peligro de infección continua latente y que la prioridad para los líderes de las distintas corporaciones deberá seguir siendo el bienestar y seguridad de sus colaboradores. Como bien indica la Organización Mundial para la Salud (OMS): “La exposición a este virus puede producirse en los lugares de trabajo, viajes empresariales, así como en los trayectos hacia las áreas de trabajo”; por tal motivo, se deberán redoblar esfuerzos para de esta forma ayudar a mitigar la propagación de esta terrible pandemia.

En este sentido, es necesario apostar por la implementación de protocolos integrales que ayuden a vislumbrar riesgos, delinear procesos y proponer soluciones para los diferentes espacios e interacciones que se desarrollen en el ámbito laboral. Sin duda, el foco deberá estar centrado en un sinfín de elementos como es la sana distancia física de separación de estaciones de trabajo, posiciones en salas de reuniones y demarcación del tránsito dentro de las oficinas, así como la limpieza y desinfección de espacios, el acondicionamiento de los lugares de trabajo y no podemos olvidar los temas de flexibilidad laboral, entre muchos otros.

Es relevante el rol que han de cumplir todos los colaboradores dentro de las organizaciones para asegurar la adopción de estas medidas y protocolos necesarios para la nueva normalidad. Es un tema de concientización, compromiso y claro ejemplo a través de las acciones por parte de los líderes de la organización.

Ahora, los colaboradores tendrán la responsabilidad de cumplir todas las medidas de seguridad e higiene establecidas en los centros de trabajo, así como participar en las capacitaciones impartidas por los distintos empleadores, donde aconsejamos que se involucre a los familiares, o personas que vivan juntas, ya que este conocimiento debe ser divulgado de forma integral. Se trata de hacer sinergia como un gran equipo; ya que, en caso de no hacerlo, se corre el riesgo de tener consecuencias fatales.

Por supuesto, no todas las empresas tienen el expertise para poder desarrollar los protocolos y medidas de seguridad e higiene necesarias para la reanudación total de las actividades, por lo que la consulta a las políticas gubernamentales en esta materia, la correcta asesoría y el trabajo en conjunto con expertos se convertirá en un factor clave. Por poner un ejemplo, en 3M hemos desarrollado un programa integral llamado “Comenzando de nuevo 360”, el cual garantiza al sector empresarial contar con ambientes seguros y libres de patógenos. Esto a través de asesorías y protocolos que permiten un regreso a la oficina mucho más seguro.

¿La clave para el regreso? Entender la magnitud de los cambios nacidos durante la pandemia y tener siempre en el foco la seguridad de los colaboradores; solo de esta forma se puede lograr un regreso sin contratiempos.